Traductor

30 junio 2010

"Recomendaciones para el manejo del paciente con trastorno depresivo en Atención Primaria”


La depresión es mucho más que un estado de ánimo bajo. Puede presentar, entre otras, sintomatología somática, como dolor, trastornos del sueño y de la alimentación; psicológicas, como la sensación de miedo y ansiedad; y cognitivas, como la falta de concentración y memoria y la dificultad para pensar y tomar decisiones. Se estima que una de cada cinco personas sufrirá depresión en algún momento de su vida en España. “En la actualidad, existe un 50% de pacientes depresivos que no están diagnosticados, y de la mitad que sí lo está, el 50% no está correctamente tratado, bien en primera instancia o bien por abandono del tratamiento, por desinformación u otras razones”, afirma el Dr. José Manuel Montes, miembro de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEP).

El diagnóstico de la enfermedad parte, en muchas ocasiones, de los médicos de Atención Primaria, que reciben en sus consultas a pacientes que, en ocasiones, presentan síntomas asociados a la depresión, pero que no siempre implican un trastorno depresivo. Por ello, las principales Sociedades Españolas en el entorno de la Psiquiatría -Sociedad Española de Psiquiatría (SEP), Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB) y Asociación Española de Neuropsiquiatría (AEN)- y las principales sociedades de Atención Primaria (AP) -Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC)- con la colaboración de GlaxoSmithKline (GSK), han elaborado una herramienta informática denominada “Recomendaciones para el manejo del paciente con trastorno depresivo en Atención Primaria”, que contribuirá a estandarizar los procesos de diagnóstico de la enfermedad, el abordaje terapéutico de los pacientes, el seguimiento de su evolución y los criterios de derivación al especialista, de cara a asegurar una toma de decisiones acertada y una derivación oportuna.

“Era trascendente que hubiera una coordinación entre Psiquiatría y AP, para determinar en qué casos el médico de AP puede tratar la depresión y en cuáles se requiere la derivación a un especialista”, afirma el Dr. José Manuel Montes, miembro de la SEP.

Esta herramienta supone el primer consenso nacional para el diagnóstico de la depresión, tiene una clara orientación práctica y está elaborada a través de un criterio único y consensuado. Los objetivos de la iniciativa son prevenir y promocionar la salud entre los pacientes con trastorno depresivo, contribuir a la formación de la clase médica y ayudar al médico de AP en la toma de decisiones, así como contribuir a la coordinación de todos los niveles asistenciales.

“Recomendaciones para el manejo del paciente con trastorno depresivo en Atención Primaria”
La aplicación será una herramienta de apoyo para el médico de AP, le ayudará a orientar sus decisiones en cuanto al trastorno en dos aspectos fundamentales: la realización de un correcto diagnóstico de la depresión y la orientación en el tratamiento. El primero incluye la exclusión de ciertas patologías que, aún manifestándose con una sintomatología clínica parecida a la depresión, no lo son.

La segunda establece unas pautas que, una vez establecido el diagnóstico y excluidas otras patologías médicas y psiquiátricas, orientarán al médico en el abordaje del tratamiento del paciente. En este aspecto, esta herramienta ayuda a decidir, entre otras muchos aspectos, hasta qué punto la enfermedad requiere que se derive al paciente a un especialista y cuándo puede seguir con el tratamiento el mismo médico de AP.

La metodología de desarrollo de la aplicación se ha basado no solo en la recogida de recomendaciones basadas en la evidencia clínica (Guías clínicas y evidencia publicada), sino también en el consenso alcanzado a lo largo de cuatro reuniones por el grupo de trabajo integrado por doce coordinadores (dos por Sociedad) que han aportado sus criterios en calidad de expertos.

Se pretende que la aplicación informática esté disponible en un doble formato: tanto a través de las páginas webs de las Sociedades participantes (para aquellos profesionales sanitarios que tengan incorporado el uso de la red a su práctica clínica habitual), como en formato CD para todos los usuarios que así la demanden.


-Los trastornos depresivos
El trastorno depresivo es más común en mujeres que en hombres, aumenta en etapas de la vida como la tercera edad, y tiene una morbilidad asociada en ambos sexos con enfermedades físicas y otros trastornos psiquiátricos. “En muchos casos, la depresión se convierte en una enfermedad crónica, por la repetición de los episodios, en ocasiones debido a un tratamiento de corta duración y con dosis insuficientes”, añade el Dr. José Ángel Arbesú, coordinador del Grupo de Salud Mental de SEMERGEN.

En lo relativo a la situación general del abordaje por parte de los especialistas, el Dr. Montes considera que “existe una sobredemanda en las consultas de Psiquiatría, en parte porque en ocasiones se derivan problemas de la vida cotidiana que en realidad no tienen implicaciones psíquicas. La sociedad en general es cada vez menos tolerante a la frustración y a algunos tipos de sufrimiento, ya sea físico o emocional. Es por eso que, en ocasiones, los propios médicos de AP se sienten desbordados, lo que se traduce en menor tiempo de diagnóstico y en mayor número de derivaciones a las consultas, confundiendo una sintomatología depresiva con un trastorno depresivo”.

El Dr. Arbesú ahonda en este sentido: “la enfermedad mental requiere unas características de tratamiento concretas, sobre todo de tiempo y de calidad de las entrevistas clínicas, para ser efectiva. Cada vez, el médico tiene menos tiempo en sus consultas; las principales dificultades no se asocian a la cualificación, sino a la falta de herramientas y recursos para atender al paciente con depresión. Siendo importante la detección precoz, no lo es menos el tratamiento y el seguimiento y la posibilidad de disponer de recursos suficientes para poder atender correctamente a los pacientes”.

En este sentido, la herramienta informática presentada por las seis sociedades y GSK aportará una serie de algoritmos de actuación en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento, que servirán de apoyo a la hora de coordinar los esfuerzos de médicos de AP y especialistas.

**En la foto, de izda. a dcha.: los doctores Ignacio Cantero, vicesecretario de la SEMERGEN; José Manuel Montes, de la SEP; Fernando Gonçalves de la SEMG; Benjamín Abarca, presidente de la SEMG; Rodrigo Becker, presidente y consejero delegado de GSK; María Fe Bravo, presidenta de la AEN; Jerónimo Saiz, presidente de la SEP; Víctor Pérez, Vocal de la SEPB y Ana Pastor, vicepresidenta de la semFYC.

No hay comentarios:

CONTACTO · Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies

Copyright © Noticia de Salud