Traductor

17 junio 2020

CRIS contra el cáncer financia un nuevo ensayo para la secuenciación del ADN de cáncer de próstata metastásico y mejorar los tratamientos actuales


                                            




 CRIS contra el cáncer sigue apostando por la investigación traslacional a través de la creación de unidades interdisciplinares en hospitales e instituciones públicas para que los avances lleguen lo más rápido posible a los pacientes con cáncer. Desde 2012 financia la Unidades CRIS Investigación en Cáncer de Próstata en el Centro Nacional de Investigación Oncológicas, Madrid- y el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga, que han logrado grandes avances en este tipo de tumor metastásico a nivel internacional y se han convertido en referencia mundial. Ahora CRIS renueva su apoyo por tres años con un prometedor ensayo, liderado por la Dra. Elena Castro en el IBIMA, que será decisivo para el desarrollo de nuevos protocolos en los hospitales sobre consejos genéticos a familias completas.

La Dr. Elena Castro explica la importancia de esta nueva investigación en la que participarán 2.000 pacientes de hospitales nacionales e internacionales con cáncer de próstata metastásico: “Analizar el ADN germinal de un número tan alto de pacientes nos va a permitir identificar muchos pacientes portadores de mutación con un claro beneficio para ellos y sus familias. Como digo, estos estudios no se les realizan a los pacientes con cáncer de próstata prácticamente en ningún hospital. Por otro lado, tener datos de tantos pacientes nos permitirá entender mejor las implicaciones clínicas de estas alteraciones y diseñar las mejores opciones de tratamiento para estos pacientes”, y añade: “En nuestro estudio, las familias en los que se encuentre una de estas alteraciones serán remitidas a las unidades de consejo genético para que reciban asesoramiento de las medidas a tomar para reducir su riesgo de cáncer o para detectarlo de forma precoz”.

Marta Cardona, directora de CRIS contra el cáncer, insiste en la importancia de apostar por la investigación para acabar con el cáncer: “Es esencial que, para conseguir resultados reales en cáncer, apostemos por equipos de investigación de forma estable y duradera.  Por ello, seguimos apoyando la Unidad CRIS de Cáncer de Próstata. Ahora con un estudio muy esperanzador a tres años para pacientes con cáncer de próstata metastásicos y para sus familiares”. Y añade: “Haremos una inversión de 347.050 euros a tres años para este nuevo proyecto, que se sumarán a los 624.000 euros que hemos invertido y desde 2012 en estos equipos. Queríamos darles la enhorabuena a todos sus miembros porque año tras año nos traen grandes descubrimientos siguen realizando grandes avances, plantándole cara día a día al cáncer con investigación”.

En este sentido, la Dra. Elena Castro destaca la importancia de la inversión de CRIS: “En un país como el nuestro, en el que el presupuesto en investigación es totalmente raquítico, la labor de CRIS contra el cáncer es fundamental e imprescindible para que podamos seguir adelante. CRIS financia proyecto e investigadores. Gracias a ella se pueden mantener líneas de trabajo en marcha y abrir otras nuevas. Además, llena un hueco de financiación importantísimo, como es el de permitir estabilidad económica a clínicos-investigadores con trayectorias brillantes y reconocimiento mundial, que de otra forma quedarían fuera del sistema porque en España no existe un camino establecido para ser clínico-investigador como sí sucede en otros países”.


Nuevo estudio de la Unidad CRIS de Cáncer de Próstata

En este nuevo estudio, desarrollado en el IBIMA, se secuenciará el ADN de 2.000 pacientes con cáncer de próstata metastásico de hospitales nacionales e internacionales con el objetivo de identificar aquellos pacientes de mayor riesgo, darles un tratamiento personalizado e identificar mutaciones heredables para que se inicien protocolos de prevención y diagnóstico precoz en familiares. Con ello se pretende cambiar la práctica clínica diaria de los hospitales para que los familiares reciban asesoramiento de las medidas a tomar para reducir su riesgo de cáncer o para detectarlo de forma precoz.

De esta forma, a todos los pacientes que se incorporen a este ensayo se estudiarán diversos aspectos:

1)       Confirmar si administrar primero un tratamiento hormonal y luego quimioterapia es más adecuado que el inverso en pacientes con mutaciones en BRCA2.

2)      Confirmar con contundencia si las mutaciones en genes de reparación del ADN (en general) tardan menos en desarrollar resistencia a los tratamientos habituales que los pacientes sin estas mutaciones.

Avances conseguidos por la Unidades CRIS de Cáncer de Próstata de IBIMA (Málaga) y CNIO (Madrid)

En 2019 publicaron conjuntamente el estudio PROREPAIR-B, en el que mostraron que aproximadamente el 12% de los pacientes con cáncer de próstata metastásico tiene una mutación genética heredable que puede explicar su enfermedad, pero que también incrementa el riesgo de otros familiares de desarrollar cáncer. Vieron que en un tercio de estas familias no había una historia previa de cáncer que hiciese sospechar esta alteración, y al detectarla, es posible iniciar programas de detección precoz en los familiares sanos. Este estudio sirvió también para entender que los tumores ligados a algunas de estas alteraciones son más agresivos y perfilar cuál pueda ser su tratamiento.

El equipo de IBIMA ha participado de forma destacada en el desarrollo de una nueva terapia para los pacientes con cáncer de próstata metastásico con dichas alteraciones genéticas. El estudio PROFOUND, publicado recientemente en el New England Journal of Medicine muestra que Olaparib, es especialmente activo en pacientes con mutaciones en el gen BRCA2 y otros genes encargados de reparar el DNA.  Para llevar a cabo el estudio se analizó el ADN tumoral de  4.425 pacientes de 20 países diferentes, se verificó si tenían alguna de esas mutaciones, y finalmente se seleccionó a 387 pacientes para entrar en el ensayo clínico. A estos pacientes, se les administró, de manera aleatoria, o bien el tratamiento hormonal habitual (con enzalutamida o abiraterona) o bien olaparib (u olaparib + tratamiento hormonal, según el brazo del estudio). Globalmente, los pacientes cuyo tratamiento incluía el olaparib presentaron una mejora medible en sus tumores, aumentó la supervivencia y la calidad de vida.

Este gran estudio subraya la importancia de secuenciar el ADN de los pacientes de cáncer de próstata metastásico, ya que en algunos casos permite identificar a pacientes que pueden beneficiarse de terapias más adecuadas para su enfermedad.



Sobre CRIS contra el cáncer

La fundación CRIS contra el cáncer es una organización independiente nacida hace 9 años, sin ánimo de lucro y dedicada exclusivamente al fomento y desarrollo de la investigación para acabar con el cáncer. Actualmente está financiando 13 proyectos de investigación de cáncer adulto y pediátrico en España, Francia y Reino Unido. Cuenta también con potentes convocatorias de impulso de carreras de investigadores brillantes en centros de excelencia y con un programa de becas de formación de investigadores en instituciones de gran prestigio internacional. La Fundación se encuentra en pleno crecimiento: hoy en día cuenta con 40.000 socios y ha invertido 15 millones de euros en investigación en estos años; en los cinco próximos prevé invertir 52 millones más. Y recientemente lanzaba el Fondo CRIS Investigación Covid y Cáncer (www.criscancer.org/covid19 ) para financiar tres proyectos extraordinarios relacionados con ambas enfermedades elevando su compromiso ante la pandemia sin desatender su compromiso principal con la investigación de cáncer”.


No hay comentarios:

CONTACTO · Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies

Copyright © Noticia de Salud