Traductor

20 diciembre 2021

El Consejo Andaluz de Enfermería apoya un cambio decisivo en el modelo de la carrera profesional

 

 

 

José Miguel Carrasco, presidente de las 43.000 enfermeras andaluzas se ha dirigido a Miguel Ángel Guzmán, gerente del SAS y Jesús Aguirre, consejero de Salud y Familias para reclamar una modificación normativa en relación con el modelo de Carrera Profesional y el proceso de acreditación de competencias a través de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA).

 

Por su parte, el colectivo insta a la Consejería a suprimir el modelo “complejo y farragoso” actual para implementar un sistema equitativo, justo e igualitario para todas las profesiones sanitarias en las diferentes Comunidades Autónomas, que sirva para reconocer realmente la formación y experiencia asistencial.

 

José Miguel Carrasco, presidente de las 43.000 enfermeras andaluzas se ha dirigido a Miguel Ángel Guzmán, gerente del SAS y Jesús Aguirre, consejero de Salud y Familias para reclamar una modificación normativa en relación con el modelo de Carrera Profesional y el proceso de acreditación de competencias a través de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA).

 

Por su parte, el colectivo ha exigido al Servicio Andaluz de Salud un cambio sustancial e inminente en el modelo de la carrera profesional. En este sentido, el colectivo insta a modificar la normativa bajo el objetivo de acceder a una carrera profesional justa e igualitaria para todo el personal sanitario, dejando a un lado la discriminación con la que conviven las enfermeras en su día a día.

 

Para José Miguel Carrasco, presidente de las 43.000 enfermeras andaluzas, el actual modelo es discriminatorio, voluble y desigual. "Las objeciones puestas de manifiesto por nuestros profesionales justifican la necesidad de acometer una modificación debido al agravio que encontramos en el actual modelo con respecto al personal sanitario de otras CCAA. En definitiva, se confunden conceptos como la excelencia en la práctica profesional en un determinado servicio con la carrera profesional" ha explicado el presidente.

 

De igual modo, la enfermería andaluza ha criticado que el que el personal interino y temporal no tengan acceso a la Carrera Profesional, sea cual sea el tiempo trabajado, aun siendo sus funciones y desempeño profesional exactamente el mismo que el personal fijo. “Los requisitos necesarios para conseguir los niveles más avanzados de acreditación son en muchos casos inalcanzables para muchos profesionales del SAS” ha añadido Carrasco.

 

Desde el Consejo se viene exigiendo al SAS de manera histórica avanzar en los derechos, reconocimiento y salud laboral de la enfermería andaluza. Sin embargo, las autoridades continúan con su resistencia al cambio de modelo y deciden dar la espalda a las enfermeras, un colectivo sanitario profesional que ha sido pieza clave en la crisis del COVID-19. "Las enfermeras andaluzas necesitan una reforma sustancial en las acreditaciones profesionales, que sirva para reconocer realmente la formación y la experiencia asistencial y sea equiparable al resto de Comunidades Autónomas. Hoy en día, el modelo de desarrollo y carrera profesional de Andalucía es, con diferencia, el más complicado que tenemos en nuestro país… No hay evidencia de que la acreditación de la ACSA contribuya a mejorar el desempeño laboral de nuestros profesionales".

 

Agravio comparativo

Hoy, la carrera profesional del personal sanitario del SAS en los cuerpos A1 y A2 (médicos, enfermeras, fisioterapeutas y matronas) se estructura en cinco niveles, cada cual asociado a una banda salarial concreta. Para acceder a ellos los profesionales sanitarios han de cumplir con una serie de requisitos y evaluaciones sobre su trayectoria profesional, competencias y realización de cursos de formación, innovación e investigación, entre otros méritos a valorar.

Por su parte, este proceso exige la cumplimentación de una serie de procedimientos administrativos que conllevan muchas horas de dedicación, y cada vez son más los profesionales que desisten de solicitar la certificación porque no tienen tiempo para realizar todo el trabajo que conlleva solicitar un aumento de nivel en la carrera profesional.

 

Además, de la diferencia en cuanto al nivel de exigencia entre diferentes comunidades autónomas. “El actual modelo de acreditación es discriminatorio porque el sistema empleado en Andalucía es más exigente que el que se utiliza en otras Comunidades, donde basta con comprobar la antigüedad en el servicio o acreditar los cursos realizados para que se reconozca el nivel. Un aspecto que, desde el Consejo consideramos arbitrario e inaceptable; no valorando de igual forma los méritos de nuestros profesionales de enfermería y dejándolos sin opciones a conseguir una plaza pública”.

 

Por último, el Consejo Andaluz Enfermería, ha insistido en que continuará defendiendo esta reivindicación y otras análogas, luchando para que se remuevan los obstáculos y se adopten las modificaciones normativas que correspondan a los efectos de dar solución definitiva a dichos agravios que vienen padeciendo nuestros profesionales desde hace mucho tiempo.

No hay comentarios:

CONTACTO · Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies

Copyright © Noticia de Salud