Traductor

22 abril 2020

Se hace viral el videopoema de Rocío Aragonés( jefa UCI Vithas Xanit Internacional) al Covid-19

               

“Me llamo Rocío Aragonés y soy la jefa del Servicio de Cuidados Intensivos del Hospital Vithas Xanit Internacional de Benalmádena.
He escrito desde niña y el año pasado publiqué mi poemario ‘Delante del espejo blanco’ en Exlibric.
Quería compartir con vosotros esta carta que le escribo al covid-19, por todo lo que hemos tenido que aprender desde que llegó.
El Premio Loewe 2017 anima a que se difundan composiciones líricas en Twitter para que sea más llevadero el estado de alarma. “La poesía es un espacio de reflexión y emoción”, resalta
A pesar de ser una crisis sin precedentes, nos ha hecho sacar lo mejor de nosotros mismos para poder combatirlo. El trabajo está siendo intenso, pero merece muchísimo la pena y está dando sus frutos. Los pacientes están volviendo a casa, los contagios están disminuyendo y esperemos que, entre todos, controlemos la situación lo antes posible.
Espero que la disfrutéis.
Carta al COVID-19.
No sabía que ibas a ser el protagonista de nuestras vidas, que ibas a desertizar las calles, prohibirías los abrazos y que hacer el amor se convertiría en un acto de locura.
No sabía que la humanidad era tan vulnerable hasta que llegaste tú. Ni que te erigirías delante de todos a retarnos en un duelo y nosotros estaríamos en primera línea de fuego.
“Nuestros peores fantasmas”
No me podía ni imaginar hace apenas un mes, que discutiríamos por ti, que llegaríamos a nuestro límite, que sacarías nuestros peores fantasmas y creyendo no encontrar la salida, acabaría llorando en el suelo del cuarto de baño.
Tampoco sabía que me levantaría y empezaríamos a buscar soluciones.
Tengo que reconocerte que empiezo a ver el valor de cada una de las cosas que, hasta ahora, simplemente estaban ahí: mascarillas, guantes, batas, fármacos, respiradores, sueros, sedantes, camas, todo es imprescindible ahora.
Viniste a enseñarnos que cada uno de nosotros es un eslabón que sostiene al siguiente. Cuando apareciste, tuvimos que cicatrizar todas nuestras diferencias y coordinarnos sobre la marcha, sin tiempo.
Para sobrevivir al cambio hay que surfear. Y surfeamos juntos.
En los días difíciles, todo mejoraba cuando nos apretábamos las manos, pero nos separaste dos metros y nos robaste los abrazos del veinte de marzo.
Nunca había sentido tan cerca a mi equipo, hasta que llegaste tú.
No tenemos precedentes de ti. Apenas una experiencia lejana, en China. No te entendemos bien, cómo entras en nuestro cuerpo, cuándo decides irte, por qué unos empeoran y otros no. Hemos dividido todo en dos equipos: uno para ti y otro para el resto. La Unidad de Cuidados Intensivo, se desdobla. Circuito de entrada. Circuito de salida. Todo lo que no es urgente se desprograma.
“Esto es como una serie de terror, con guionistas borrachos poniéndonos zancadillas en cada capítulo”
No podemos contagiar, ni contagiarnos, ni dejar que se contagien. Algunos se van a casa, el resto tenemos que trabajar doble, triple. Como una serie de terror, con guionistas borrachos poniéndonos zancadillas en cada capítulo, donde los quirófanos pasan a ser camas de UCI, las máscaras de buzo podrían curar y nos regalan cascos de soldadores para protegernos.
No sabíamos que podríamos reinventarnos, hasta que llegaste tú.
A veces te sueño con un vestido rojo largo, paseando en medio de nosotros y otras con uniforme militar, bigote negro y escuchando tus zapatos por los pasillos. Pero eres invisible, mucho más inteligente. Estás dentro para convertirnos a todos en sospechosos. Nuestros padres aislados, nuestras casas desordenadas y nuestros hijos tienen que arreglárselas solos. El abrazo de mi madre se ha convertido en una meta.
“Eres cruel”
Lo que más me cuesta es que prohíbas las visitas y las familias no puedan despedirse. Eres cruel. Sabemos que algunos se irán. El padre de, la mujer de, el hermano de, la tía de, podemos ser cualquiera.
¿Pero sabes?, algún día volverá el verano, eso se te escapó, el verano. Cada día nos reunimos para hacerlo mejor que ayer, los fallos se asumen y se corrigen las estrategias. La ciudad se desvanece en aplausos, se niega a parecer deshabitada, a las ocho acude fiel a su cita y se me anuda la voz.
La emoción se ha convertido en el nuevo idioma. Hiciste que las discusiones desaparecieran. Ya no hay fisuras entre nosotros. Sonreímos con los ojos. Ayudamos a otros hospitales. Toda la provincia intenta coordinarse. Toda la región. Todo el país. Todo el planeta. Redes compartiéndose.
Los niños regalan dibujos, los artistas conciertos. El humor se derrama por los teléfonos. Las ganas de abrazar rebosan por las ventanas, las palabras son tiernas, los ‘te quiero’, los ‘recupérate’, ‘nos vemos pronto’, ‘cuídate por favor’. Ya queda menos. Nos regalan cientos de flores y palmeras de chocolate. La vida regresa para decirnos quienes somos.
Porque el amor sutil, invisible, difícil de definir, se puso de nuestro lado, desde que llegaste tú”.

2 comentarios:

CONTACTO · Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies

Copyright © Noticia de Salud