Traductor

23 septiembre 2020

El 30% de las consultas de otorrinolaringología de Vithas Málaga están provocadas por la roncopatía y la apnea del sueño

 

 


La presencia de sonidos respiratorios graves durante el sueño en la vía respiratoria superior, conocidos como ronquidos, se producen cuando existe una obstrucción del paso de aire en la parte posterior de la boca y nariz, donde coinciden la faringe, la lengua, el paladar y la campanilla. Un problema más frecuente en hombres, aunque las mujeres también lo sufren. Según los últimos datos Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), el 20% de los varones ronca de forma habitual, frente al 10% de las mujeres, lo que puede indicar un problema de apnea de sueño. Varias especialidades son las que tratan esta patología: otorrinolaringología, neumología, y cirugía maxilofacial. 

Si el ronquido esta acompañado por la obstrucción de las vías respiratorias superiores, es señal de que esa persona padece un tipo de trastorno del sueño denominado Síndrome de Apnea-Hipoapnea del Sueño (SAHS). El SAHS consiste en la aparición de episodios recurrentes de limitación del paso del aire durante el sueño. Esto es debido a una alteración anatómico-funcional de la vía aérea superior que conduce a ciertos momentos repetitivos de colapso o asfixia. Ese cese o interrupción transitoria de la respiración, provoca descensos de los niveles de oxígeno en sangre, así como microdespertares frecuentes, explica el Dr. Hicham Moussa Fardoun, jefe de servicio de la unidad de otorrinolaringólogo del Hospital  Vithas Málaga.  

En la consulta de otorrinolaringología del Hospital Vithas Málaga, la roncopatía y la apnea del sueño provocan el  30% de las consultas. Los afectados son el 2-4 % de las mujeres, el 4-6 % de los hombres y entre el 1-3 % de los niños, según los datos ofrecidos por SEPAR. Los pacientes presentan unas características comunes que ayudan al diagnóstico del SAHS: sensación de sueño no reparador con somnolencia diurna, cefaleas, cansancio crónico, trastornos cognitivo conductuales, problemas cardiovasculares como hipertensión arterial. 

Tratamiento y prevención 

El Dr. Hicham explica como la observación de los patrones de ronquido permiten conocer las causas más frecuentes de esta enfermedad:  

  • Las obstrucciones a nivel nasal, como dismorfia del septum nasal, rinitis crónica, o hipertrófia adenoidea. En estos casos, la cirugía puede ser una buena alternativa, con técnicas quirúrgicas poco invasivas que pueden ser realizadas bajo anestesia local.  
  • La obesidad es una de las causas más comunes de los ronquidos. La acumulación de tejidos y grasas en la zona del cuello es mayor en las personas con sobrepeso, ya que oprime las vías respiratorias y dificulta la respiración. Por eso, cuando el problema de roncar viene determinado por el peso, el tratamiento más eficaz es el adelgazamiento. 

     
  • El consumo de alcohol y tabaco, así como ciertos medicamentos, sobre todo antes de irse a dormir. El alcohol es un relajante de los músculos de la boca y de la garganta que mantienen despejadas las vías respiratorias, por lo que dificulta la entrada y salida del aire que se respira. Es conveniente evitarlos por la noche. Por otro lado, fumar irrita la membrana mucosa de las fosas nasales, de la faringe y bloquea los vasos sanguíneos que van a los pulmones, por lo que será complicado respirar por la nariz al reducirse el flujo de aire.  

     
  • Los sedantes e hipnóticosque actúan como relajantes musculares, por lo que antes de automedicarse, es conveniente consultar al médico para que aconseje la toma de ciertos medicamentos.  

     
  • Las alteraciones a nivel mandibular; en estos casos la férula de avance mandibular puede ser efectiva.Una funda de plástico fabricada por un protésico dental especializado, que encaja en la boca y que empuja la mandíbula hacia delante, lo que ayuda a aumentar el espacio en la parte posterior de la garganta y, de esta forma, facilitar el paso del aire. 

     
  • Las obstrucciones faríngeas. Cuando los ronquidos se producen por algún problema en la zona de la faringe, hay varias opciones quirúrgicas con las que se puede ampliar el espacio nasofaríngeo y orofaríngeo. Es el caso de la faringoplastia, que mejora el flujo aéreo y el colapso reorientando los pilares anteriores y posteriores faríngeos con extracción de la úvula o campanilla y una porción posterior del paladar. Otras cirugías faríngeas son la amigdalectomía, o extirpación de las amígdalas; la amigdalotomíao reducción del tamaño de las mismas y la adenoidectomía o extracción de las adenoides o vegetaciones.  

El SAHS tiene consecuencias graves sobre la salud, como demuestran recientes estudios (SEPAR) que pueden derivar en diabetes, hipertensión e ictus, entre otras patologías. Las consecuencias psicológicas tampoco no son desdeñables ya que la perdida de atención provocada por el cansancio puede degenerar en cuadros de irritabilidad y falta de concentración graves. 

 

No hay comentarios:

CONTACTO · Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies

Copyright © Noticia de Salud