Traductor

31 mayo 2021

Endoscopia en cirugía lumbar: menos invasiva y alta hospitalaria precoz

                   


  

  • Mediante cirugía endoscópica de columna se puede operar a un paciente a través de una incisión mínima en la piel, visualizando las estructuras y los tejidos a través de fibra óptica, con mínimos problemas de sangrado.
  • Entre las ventajas se encuentra la recuperación del paciente que es mucho más rápida frente a la cirugía convencional. 

Actualmente, gracias a los novedosos avances tecnológicos, cualquier hernia discal puede ser abordada por endoscopia, al igual que la estenosis de canal y foraminal. “Mediante cirugía endoscópica de columna se puede operar a un paciente a través de una incisión mínima en la piel, visualizando las estructuras y los tejidos a través de fibra óptica en un monitor de TV asistido por video, con mínimos problemas de sangrado y utilizando instrumental altamente evolucionado y especialmente diseñado para ello”, explica el Dr. Rafael Periañez Moreno, traumatólogo especializado en patología de columna que realiza esta novedosa técnica en el Hospital Vithas Sevilla.

 

Entre las ventajas, se encuentra la mínima agresión a los tejidos ya que la incisión es de 1cm, menor sangrado y una recuperación del paciente mucho más rápida. Además, este tipo de cirugía endoscópica de columna se realiza bajo anestesia local y el paciente suele ser dado de alta hospitalaria y suele llevar una vida normal a las 24 horas de la intervención. Por otro lado, los tratamientos medicamentosos postquirúrgicos y la consecuente ingestión de fármacos se minimizan, o incluso desaparecen, en la mayoría de los casos.

 

“Esta técnica se ofrece, especialmente, en pacientes en edad laboral, deportistas y para cualquier persona que sufre esta patología, así como para pacientes que no pueden someterse a una cirugía convencional abierta por exceso de riesgos, como ocurre con los pacientes de edad avanzada” explica el Dr. Periañez.

 

Por su parte, el especialista matiza que “la cirugía clásica de columna realiza amplias incisiones para observar los tejidos a intervenir, controlar el sangrado (hemostasia) y disponer de espacio para los instrumentos”. En su proceso de descompresión de los nervios, realiza la extirpación de componentes estructurales importantes de la columna vertebral que suelen ser remplazados por tornillos y cajas que fijan la columna, en lugar de priorizar la preservación de la función y la movilidad. “Con la cirugía clásica se prevé que los pacientes se adapten a las limitaciones de movilidad y a la función y, en última instancia, se recuperen bien. Con el tiempo la sobrecarga de las articulaciones puede llegar a ser dolorosa, y es posible que se requieran cirugías adicionales”, puntualiza.

 

No hay comentarios:

CONTACTO · Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies

Copyright © Noticia de Salud