Traductor

11 marzo 2021

Científicos pioneros en la investigación de la migraña, galardonados con el Brain Prize de la Fundación Lundbeck

                                 

Cuatro neurocientíficos que, hace 40 años, descubrieron uno de los mecanismos biológicos que desencadenan los ataques de migraña y ha dado lugar a nuevos tratamientos de gran eficacia, recibirán el galardón Brain Prize, el más prestigioso del mundo en el campo de la investigación del cerebro.

 

Los premiados son los neurocientíficos de renombre internacional Lars Edvinsson (Suecia), Peter Goadsby (Reino Unido/Estados Unidos), Michael Moskowitz (Estados Unidos) y Jes Olesen (Dinamarca). Su trabajo pionero sobre la migraña les ha hecho merecedores del Brain Prize de la Fundación Lundbeck, dotado con unos 1,3 millones de euros.


Los orígenes del tratamiento preventivo de la migraña

Todo comenzó en 1979 cuando Michael Moskowitz, estadounidense y catedrático de neurología de la Facultad de Medicina de Harvard en el Hospital General de Massachusetts, propuso que un episodio de migraña implica una interacción del nervio trigémino (que participa en la detección de las sensaciones de la cabeza y la cara) con las meninges -finas membranas que rodean el cerebro y únicas estructuras del interior del cráneo que perciben el dolor- y sus vasos sanguíneos asociados. Moskowitz demostró en modelos experimentales que el ataque de migraña se desencadena cuando las fibras del nervio trigémino liberan neuropéptidos que provocan la dilatación (apertura) de los vasos sanguíneos de las meninges, inflamación y dolor, a veces en respuesta a una señal del cerebro que se encuentra directamente subyacente. Fue el primero en proponer que el bloqueo de la acción de los neuropéptidos liberados podría ser un nuevo enfoque para tratar la migraña.

 

Tras los primeros descubrimientos del péptido relacionado con el gen de la calcitonina (CGRP, por sus siglas en inglés) gracias a una serie de estudios básicos pioneros, Lars Edvinsson, catedrático de medicina interna de la Universidad de Lund (Suecia), y Peter Goadsby, director del centro de investigación clínica NIHR-Wellcome Trust King's en el King's College de Londres (Reino Unido) y catedrático de neurología de la Universidad de California en Los Ángeles (EE.UU.), se unieron y demostraron que el nervio trigémino libera el neuropéptido CGRP recién descubierto  durante un episodio de migraña y que es un dilatador especialmente potente de los vasos sanguíneos de las meninges. A partir de estos resultados, Edvinsson y Goadsby propusieron que el CGRP podría tener una importancia crucial en los procesos de migraña y ser la molécula clave de los trastornos de cefalea primaria.

 

Gracias a esto, Jes Olesen, profesor clínico del departamento de neurología clínica del Rigshospitalet (Dinamarca), pudo responder a una pregunta crucial: ¿la liberación de CGRP es la causa o la consecuencia de un episodio de migraña? Demostró que la liberación de CGRP en pacientes con migraña podía desencadenar una crisis de migraña. A continuación, demostró que los fármacos que bloqueaban el CGRP (antagonistas) podían ayudar a tratarla. El trabajo de Olesen no solamente fue crucial para demostrar la función causal del CGRP en el desencadenamiento de la migraña, sino que también demostró que el CGRP podría ser una nueva diana importante en el desarrollo de nuevos tratamientos para la misma. El primer fármaco antagonista del CGRP eficaz en el tratamiento agudo de los ataques de migraña se probó en un gran ensayo clínico en el que participaron Olesen y su equipo en 2004.

 

Desde los primeros descubrimientos, Edvinsson y Goadsby han colaborado extensamente en el campo de la migraña y la cefalea en racimos. En la última década, la idea de bloquear la vía del CGRP tomó otra dirección que condujo directamente al desarrollo de nuevos fármacos llamados anticuerpos monoclonales (MAbs, por su acrónimo en inglés) para la prevención de los ataques de migraña.

 

Nueva era en el tratamiento de la migraña

El desarrollo de los fármacos antagonistas del CGRP ha supuesto una nueva era en la investigación y el tratamiento de la migraña. Aunque no curan la migraña, mejoran significativamente la calidad de vida de gran parte de las personas afectadas. Además, son los primeros fármacos que tienen un mecanismo dual, ya que sirven tanto para el tratamiento agudo como para la prevención de los ataques, y han abierto el camino para el estudio de otras posibles dianas.

 

Entender uno de los mecanismos biológicos fundamentales que desencadenan la migraña ha llevado al desarrollo de tratamientos totalmente nuevos y eficaces, que recibieron la aprobación de la FDA en 2018. Los pacientes han asegurado que estos fármacos les han "devuelto la vida".

 

El Profesor Richard Morris, presidente del comité de selección del premio, explica los motivos por los que han otorgado el actual Brain Prize: "la migraña es una de las enfermedades neurológicas más comunes e incapacitantes. El trabajo de los cuatro galardonados ha contribuido a clasificar con eficacia clínica los distintos tipos de este trastorno y a desentrañar los mecanismos clave que los causan. Esto ha conducido al desarrollo de un tratamiento novedoso y ha abierto ventanas a otros futuros. Su trabajo sobre la migraña es un ejemplo notable del tipo de investigación que va de la consulta al laboratorio y de nuevo al paciente y que ha producido un beneficio clínico tangible".

 

Los cuatro neurocientíficos reconocidos han manifestado su agradecimiento por la concesión del galardón, en un campo de investigación al que han dedicado toda su vida profesional con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los millones de personas que viven con esta enfermedad neurológica que, todavía hoy, incluso entre la comunidad científica internacional, cuesta aceptar como tal.

 

Migraña, más que un dolor de cabeza

La migraña es mucho más que un dolor de cabeza. Es una enfermedad neurológica grave con síntomas que incluyen cefalea intensa y recurrente, náuseas, vómitos, mareos y sensibilidad extrema al sonido, la luz, el tacto y el olor. Algunos ataques de migraña pueden durar varios días y más de cuatro millones de personas sufren al menos 15 episodios de migraña al mes. Para muchos, la migraña disminuye considerablemente su calidad de vida, incluida la capacidad de trabajar, y puede provocar depresión, ansiedad y trastornos del sueño. Los costes económicos y sociales asociados a la migraña son muy elevados en todo el mundo.

 

Sobre el Brain Prize

El Brain Prize es el principal premio de investigación del cerebro del mundo dotado con aproximadamente 1,3 millones de euros. Se otorga anualmente, desde el año 2011, a uno o más neurocientíficos en una ceremonia en Copenhage, presidida por Su Alteza Real, el Príncipe Heredero de Dinamarca. Este año tendrá lugar el 25 de octubre.

 

El Brain Prize reconoce avances muy influyentes y originales en cualquier área de la investigación del cerebro, desde la neurociencia básica hasta la investigación clínica aplicada. Los ganadores pueden ser de cualquier nacionalidad y trabajar en cualquier país del mundo. Hasta ahora la Fundación Lundbeck ha reconocido a 34 científicos de 9 países diferentes.

  

No hay comentarios:

CONTACTO · Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies

Copyright © Noticia de Salud