Traductor

04 marzo 2021

El 75% de mujeres y hombres con una vida sexual activa tienen contacto con el VPH en algún momento


                                       


 Aunque la prevalencia varía según las distintas zonas geográficas, aproximadamente el 75% de los mujeres y hombres con una vida sexual activa contactan con al menos un tipo de virus papiloma humano (HPV) en algún momento de su vida y podrían infectarse.

Estos datos son aportados por el Dr. Raúl Cardenal Tarascón, ginecólogo y especialista en patología del tracto genital inferior del Hospital Vithas Xanit Internacional y la Dra. Marta Martínez Díez, ginecóloga de Vithas Málaga especializada también en patología de tracto genital inferior, quienes también indican que la infección por el virus del papiloma humano es una enfermedad muy común en todo el mundo, cuyo principal mecanismo de transmisión es la vía sexual.

“Existen más de 200 tipos diferentes de HPV, algunos de los cuales se sabe que causan ciertos cánceres, como el cáncer de cuello uterino.  Otros tipos son responsables de las verrugas genitales”, explica el Dr. Raúl Cardenal Tarascón, quien añade que se estima que la prevalencia global de la infección en mujeres es del 10.41 %, siendo mayor en personas jóvenes y por normal general disminuye a medida que avanza la edad

Según especifica la Dra. Marta Martínez Díez, el cáncer de cuello uterino es la tercera neoplasia más frecuente en el mundo en las mujeres. Anualmente se diagnostican en el mundo 500.000 casos nuevos, de los cuales el 83% se dan en países en vías de desarrollo. En la Unión Europea se diagnostican anualmente 60.000 nuevos casos, y más de 16.000 muertes son secundarias a esta neoplasia.

Aunque la mayoría de las mujeres eliminan el HPV; pasado cierto tiempo, a veces, se produce una persistencia del mismo que da lugar a lesiones precursoras del cáncer de cuello y en último término, a un cáncer de cuello. “Esta persistencia del virus en el hombre suele alcanzar un porcentaje mayor que en las mujeres conforme aumenta su edad”, señala la especialista de Vithas Málaga, quien recuerda que la infección por el virus HPV es causa necesaria para el desarrollo del cáncer de cuello y sus lesiones precursoras.

Por su parte, el Dr. Raúl Cardenal Tarascón, aclara que “la infección por un tipo de HPV no nos hace inmunes, por tanto, podemos reinfectarnos por HPV. De ahí la importancia de su prevención, vacunando frente al virus”. “La vacuna no trata el cáncer cervical, sino que lo previene. La vacuna VPH previene la aparición de la mayoría de cáncer de cérvix uterino, protegiendo contra los tipos de HPV que causan la mayoría de casos de cáncer cervical (entre ellos el VPH 16 y 18). Se recomienda de manera rutinaria para niñas y niños de 11 o 12 años, aunque puede administrarse desde los 9 años de edad y en adultos está indicada prácticamente ya a cualquier edad”, informa el especialista de Vithas Xanit, quien recomienda la vacunación HPV como medida principal de prevención primaria frente al cáncer de cérvix. 

La Dra. Marta Martínez recuerda que la vacunación frente al virus es una estrategia que previene frente a multitud de cánceres en el ser humano, y no solo a las mujeres, sino también a los hombres. “Previene también por ejemplo frente a los condilomas, lesiones a veces difíciles de eliminar y muy estigmatizantes, producidos por los genotipos de bajo riesgo 6 y 11.  La vacunación juega también un papel importante en aquellas pacientes que hayan sido tratadas frente a lesiones precancerosas. En ambos casos, la vacuna disminuye el riesgo de nuevas lesiones, por lo que también se recomienda la vacunación en estos casos”, matiza.

“Si bien es conocida la relación del virus del papiloma humano con el cáncer de cuello, es necesario tener en cuenta que también se relaciona con otros tipos de cánceres, como los de vagina, vulva, ano, pene y faringe/ laringe entre otros. Por ello, el HPV es cosa de todos, no es cosa únicamente de las mujeres. Es responsabilidad tanto de hombres como de mujeres de prevenir la infección por el virus del papiloma humano, que por otra parte es la infección de transmisión sexual más común entre individuos jóvenes sexualmente activos”, señala la Dra. Marta Martínez.

Ambos especialistas insisten que además de la vacunación hay que continuar con otras medidas de prevención, como por ejemplo el uso de métodos de barreras (preservativo) en las relaciones sexuales y, evitando en la medida de lo posible el hábito tabáquico. Además, dentro de la prevención cáncer de cérvix es fundamental el diagnóstico precoz, acudiendo a las revisiones ginecológicas rutinarias (donde se realizarán citologías de screening y determinaciones de VPH entre otras pruebas). 

No hay comentarios:

CONTACTO · Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies

Copyright © Noticia de Salud