Traductor

17 julio 2019

El Hospital Costa del Sol realiza 22 procedimientos de hipotermia activa para minimizar el daño cerebral perinatal derivado de problemas en el parto

La unidad de Neonatología y Pediatría del Hospital Costa del Sol ha realizado desde hace tres años y medios un total de 22 procedimientos de hipotermia activa con los que ha minimizado el daño cerebral perinatal derivado de problemas del parto.
Esta técnica, que permite una intervención rápida y eficaz reduciendo la mortalidad y discapacidad mayor en los niños que sobreviven cuando se producen este tipo de problemas, se realiza en el Hospital Costa del Sol desde hace tres años y medio cuando este equipo junto con otro de monitorización de la función cerebral fue donado de forma altruista a esta unidad por la Fundación CLC World, una organización sin ánimo de lucro que ofrece cobertura en la Costa del Sol y Tenerife.
En total, se han llevado a cabo 22 procedimientos de hipotermia activa en recién nacidos que han presentado una asfixia moderada-severa durante el parto. El protocolo consiste en el enfriamiento corporal total durante 72 horas con un posterior recalentamiento de forma lenta y progresiva. La mayoría de ellos han presentado una evolución satisfactoria, tanto desde el punto de vista clínico en su desarrollo psicomotor, como en los resultados de los estudios de neuroimagen, en los primeros meses de vida.
Hasta la adquisición de estos equipos, en el hospital se estaba realizando la hipotermia pasiva y derivando al centro de referencia (Hospital Materno Infantil de Málaga) a aquellos bebés con necesidad de esta técnica. Desde entonces, se ha dispuesto de la tecnología adecuada para evitar el traslado de estos niños, que suelen estar muy graves, minimizando así la posibilidad del empeoramiento del pronóstico. Además, todos los profesionales de la unidad de Neonatología han realizado los procesos formativos necesarios (75 personas entre facultativos especialistas, médicos en formación y personal de enfemería –enfermeras y auxiliares-) y se han elaborado protocolos de actuación dados a conocer en sesiones generales hospitalarias, etc.
En palabras del responsable de la unidad de Neonatología del hospital, Juan Antonio Ruiz, “disponer de este equipo en un área como la nuestra, con un gran volumen de recién nacidos, ha sido un importante avance para minimiza los daños y secuelas derivados de la asfixia perinatal”
La encefalopatía hipóxico-isquémica (daño cerebral por falta de oxigenación cerebral) es una causa de daño neurológico en el recién nacido (RN) a término o casi a término. Su incidencia en países desarrollados es de entre 1-3 casos por 1.000 recién nacidos (RN) vivos. En nuestro hospital, segundo en la provincia de Málaga por volumen de nacimientos, cada año pueden producirse entre 4 y 6 casos de pacientes candidatos a hipotermia.
La hipotermia es una técnica avalada por diversos ensayos clínicos que han demostrado que la reducción de la temperatura corporal en 3-4ºC (hipotermia moderada), mediante enfriamiento corporal total, iniciado precozmente (antes de las 6 horas de vida) y mantenido durante 72 horas, es una intervención eficaz para reducir la mortalidad y las secuelas que producen discapacidades graves en los niños que sobreviven tras una agresión hipóxico-isquémica perinatal.
Cuando un niño nace, el procedimiento normal es el de colocarlo en una fuente de calor, puede ser el contacto ‘piel con piel’ con la madre o el padre o bien, mediante una cuna térmica. Cuando durante el parto se produce un problema de estas características que puede originar secuelas a largo plazo, lo adecuado es hacer justo lo contrario. Lo primero que lleva a cabo el equipo de profesionales es valorar el riesgo durante las primeras horas y someter al recién nacido a un procedimiento de hipotermia pasiva (es decir, no aplicar calor). En caso de confirmarse los síntomas de esta encefalopatía, se activa entonces el procedimiento activo.
Estudios recientes han demostrado que la hipotermia moderada se asocia con una reducción importante en la muerte y discapacidad severa a los 18 meses, con aumento en la supervivencia con función neurológica normal. Esta evidencia acumulada ha llevado a la incorporación de la hipotermia en la práctica clínica como terapia clínica reconocida y las sociedades científicas recomiendan su uso (ILCOR, AHA, Sociedad Española de Neonatología)
Acto de presentación de los resultados
El Hospital Costa del Sol ha presentado hoy los datos de balance obtenidos desde que se pusieran en marcha estos equipos donados por la Fundación CLC World (antes denominada La Fundación Sonrisa) en un acto al que han acudido la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz; la directora gerente, Luisa Lorenzo, el coordinador de procesos estratégicos, Ignacio Souviron; el jefe del área de Neonatología y Pediatría, Javier Álvarez; el responsable de la unidad de Neonatos, Juan Antonio Ruiz; y la responsable de Enfermería de esta área, Rosana Medina. Por parte de esta fundación han acudido, su presidente, Juan Miguel Marcos, su secretario, Juan José Millán y los embajadores, Juan Luis Cortés y Julio Díaz.

No hay comentarios:

CONTACTO · Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies

Copyright © Noticia de Salud