Traductor

11 mayo 2020

Fitbit anuncia un estudio a gran escala para identificar la fibrilación auricular



 Fitbit (NYSE: FIT) anuncia el lanzamiento de Fitbit Heart Study, su primer estudio a gran escala para validar el uso de su tecnología wearable para identificar episodios de frecuencia cardiaca irregular que sugieran fibrilación auricular (FA), una de las irregularidades relacionadas con la frecuencia cardiaca más comunes. Este estudio es parte de una estrategia más amplia de la compañía para hacer que las herramientas, fáciles de usar, que aceleran la detección de una serie de condiciones sean más accesibles. El Fitbit Heart Study va a involucrar a cientos de miles de ciudadanos de EE.UU mayores de 22 años  y sus resultados respetarán las condiciones regulatorias de la compañía a nivel mundial.



La FA afecta a cerca de 33.5 millones de personas en todo el mundo y los pacientes que la padecen tienen 5 veces más riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular. Además, puede ser difícil de detectar, puesto que los episodios pueden ser esporádicos y asintomáticos, y algunos estudios sugieren que el 25% de quienes sufren un accidente cerebrovascular relacionado con FA solo descubren que la padecen cuando dicho accidente ya ha tenido lugar.



“Hasta ahora, las herramientas para detectar FA tenían una serie de limitaciones y solo se accedía a ellas mediante la visita a un médico” afirma Steven Lubitz, M.D., M.P.H, principal investigator of the Fitbit Heart Study, cardiologist at Massachusetts General Hospital and Associate Professor of Medicine at Harvard Medical School. “Espero que los avances en investigación sobre tecnología accesible e innovadora, como los dispositivos Fitbit, desemboque en más herramientas que puedan ayudar a mejorar los resultados de salud y reduzcan el impacto de la FA a gran escala”.


Los wearables de Fitbit tienen el potencial único de acelerar la detección de la FA porque su monitorización continua de la frecuencia cardiaca está soportada por una batería de larga duración, lo que permite a los usuarios llevar sus dispositivos durante varios días y de forma regular. Esto permite la evaluación de la frecuencia cardiaca a largo plazo, incluyendo cuando los usuarios están dormidos.  La forma óptima de identificar el ritmo irregular a través de la tecnología de monitorización de la frecuencia cardiaca es detectar cuando el cuerpo está en reposo, haciendo evaluaciones durante la noche mientras la gente duerme. Es ideal para la detección. 



"Este estudio a gran escala está encaminado a analizar la frecuencia cardiaca para el diagnóstico de episodios de fibrilación auricular. Tiene especial interés porque la monitorización continua de la frecuencia cardiaca, especialmente durante la noche, puede detectar arritmias como la fibrilación auricular en individuos asintomáticos, permitiendo a sus médicos reducir el riesgo de ictus que estas arritmias conllevan. Sus resultados, previsiblemente, podrían suponer un gran avance en la prevención del ictus causado por FA. Wearables como los de Fitbit empiezan a ser una herramienta tenida en cuenta por los cardiólogos, ya que uno de nuestros objetivos es proteger la salud cardiovascular de nuestros pacientes” afirma el Doctor Eduardo Alegría, jefe de la Unidad de Cardiología Intervencionista del Hospital Ruber Internacional y coordinador de Cardiología de la Universidad Francisco de Vitoria.



“Desde que incluimos la monitorización de la frecuencia cardiaca en la muñeca en 2015, hemos continuado innovando y ofreciendo a los usuarios un mejor entendimiento de la salud de su corazón, a través de funcionalidades como las fases del sueño, el nivel de salud cardiovascular y más recientemente Minutos en Zona Activa” afirma Eric Friedman, Fitbit co-founder and CTO. “El Fitbit Heart Study es un paso más en nuestros esfuerzos sobre la salud del corazón. La evaluación de la frecuencia cardiaca pasiva a largo plazo con nuestra gama de dispositivos que incluyen la tecnología para su monitorización continua tiene el potencial de mejorar la detección temprana de la FA, que es clave para reducir el riesgo de amenazas como un accidente cerebrovascular. Haciendo esta importante investigación tenemos la oportunidad de desarrollar y proporcionar acceso a la tecnología que podría permitir la mejora de la salud pública y salvar vidas”.



Para monitorizar la frecuencia cardiaca, los dispositivos de Fitbit utilizan la tecnología fotopletismografía (PPG) que mide el flujo sanguíneo directamente desde la muñeca del usuario. Teóricamente, estas medidas pueden ser utilizadas para determinar la frecuencia cardiaca del usuario, que será analizada por el algoritmo de Fitbit para detectar irregularidades en el Fitbit Heart Study. Los participantes en el estudio recibirán una notificación sobre dicho ritmo irregular y serán puestos en contacto con un médico en una cita virtual para obtener más información y podrían recibir un electrocardiograma (ECG) por correo electrónico para confirmar la notificación. Todo ello sin coste para el usuario.



Un gran compromiso con la salud de tu corazón

El Fitbit Heart Study es parte de una estrategia más amplia de Fitbit para innovar en la salud del corazón, que incluye acuerdos y el desarrollo de otras tecnologías dirigidas a aumentar la conciencia y acelerar la detección de la FA para reducir el riesgo de accidente cerebrovascular y mejorar la salud de la población. Además de la tecnología que está siendo examinada en este estudio, la compañía está haciendo significativos progresos en el desarrollo de una nueva función de electrocardiograma (ECG) para la detección puntual de la FA.



El objetivo de Fitbit es ofrecer a sus usuarios opciones de evaluación de la FA a corto y largo plazo en función de sus necesidades individuales y está desarrollando herramientas de PPG y ECG que podrían ofrecer evaluación tanto a largo plazo como detección puntual de la FA. La herramienta de frecuencia cardiaca de Fitbit basada en PPG está diseñada para identificar episodios de frecuencia cardiaca irregular sin síntomas y que, por tanto, podrían no ser detectados. Y la función basada en ECG está diseñada para ayudar a aquellos que quieren detectar ellos mismos una posible FA y registrar un ECG que puede ser revisado por un médico. La compañía ha completado un ensayo clínico de su nueva función ECG y planea su revisión por la FDA (Dirección de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos) y las autoridades de regulación global.



Además de la declaración de la FDA para el algoritmo AF PPG, Fitbit continuará trabajando con el Bristol-Myers Squibb-Pfizer Alliance para desarrollar programas y contenido pedagógico que ayudará a identificar y apoyar a gente con mayor riesgo de padecer un accidente cardiovascular para proporcionar un cuidado continuo que se extiende más allá del diagnóstico de la AF.


No hay comentarios:

CONTACTO · Aviso Legal · Política de Privacidad · Política de Cookies

Copyright © Noticia de Salud